La relación entre la dinámica externa, resultado del imperismo y la erosión y los procesos que determinan la formación de rocas y suelo

Procesos externos que modifican el relieve.

Meteorización (Intemperismo).
Se llama Se llama intemperismo o meteorización a la acción combinada de procesos (climáticos, biológicos, etc.) mediante los cuales la roca es descompuesta y desintegrada por la exposición continua a los agente atmosféricos, transformando a las rocas masivas y duras en un manto residual finamente fragmentado. Preparando a los materiales rocosos para ser transportados por los agentes de la erosión terrestre (agua corriente, hielo glaciar, olas y viento), y también son acarreados por la influencia de la gravedad para acumularse en otros lugares.

Sin embargo algunos productos del intemperismo permanecen en el mismo sitio donde se formaron y se incorporan a las rocas del lugar, ciertas menas como las del aluminio por ejemplo, son en realidad antiguas zonas de intemperismo.
Antes de examinar el proceso de intemperismo, es conveniente introducirnos en cuatro términos aplicados a la forma geométrica en que se rompen las rocas en pedazos. Considerando únicamente las formas que presentan los fragmentos rocosos.

Las rocas compuestas de minerales de grano grueso, se disgregan generalmente grano a grano, dicha rotura se denomina desintegración granular.La descamación es la formación de escamas u hojas curvadas en la roca que se separan sucesivamente de la masa rocosa original dejando reducida ésta a una forma esferoidal cada vez menor; un curioso pero muy extendido proceso relacionado con la meteorización física es la descompresión o sea, la disminución de la presión de confinamiento a medida que la roca alcanza niveles más cercanos a la superficie terrestre debido a la erosión de las rocas suprayacentes; estas rocas formadas a gran profundidad están sometidas a un débil estado de contracción debido a la tremenda presión sufrida durante los procesos orogénicos corticales.

Al alcanzar la superficie, la roca se expande ligeramente y, grandes hojas se separan de la roca madre subyacente. En rocas donde existan numerosas diaclasas producidas previamente por presiones orogénicas o por contracción de un magma al enfriarse, da lugar a roturas denominadas fragmentación en bloques.Por último, la fractura irregular es la desintegración de la roca en nuevas superficies de rotura masivas y duras, originándose pedazos angulares de agudos bordes y ángulos. Existen otras variedades menos comunes de rotura; así las pizarras tienden a dividirse a lo largo de sus planos de esquistosidad y los esquistos a lo largo de sus superficies de foliación.

Tipos de intemperismo
Existen dos tipos generales de intemperismo: el mecanico o físico y el químico. En la naturaleza es difícil separar estos dos porque a menudo van juntos, aunque en determinados ambientes predomina uno u otro.

Intemperismo mecánico o físico
El Intemperismo mecánico, que también es mencionado como desintegración, es un proceso por el que las rocas se rompen en fragmentos más y más pequeños, como resultado de la energía desarrollada por las fuerzas físicas. Por ejemplo, cuando el agua se congela en una roca fracturada, la presión debida a la expansión del agua congelada puede desarrollar suficiente energía para astillar fragmentos de la roca.

Los cambios de temperatura rápidos y elevados, pueden provocar el intemperismo mecánico de la roca, como así también los incendios de bosques o de maleza, generan calor suficiente para romperla. El calentamiento rápido y violento de la zona exterior de la roca provoca su expansión, y si ésta es bastante grande, se desprenden hojuelas o fragmentos más grandes de la roca.

El hielo es mucho más efectivo que el calor para producir intemperismo mecánico. Esta expansión del agua, a medida que pasa del estado líquido al estado sólido, desarrolla.

Presiones dirigidas hacia fuera desde las paredes interiores de la roca. Tales presiones son lo suficientemente grandes como para desprender fragmentos de la superficie de la roca. El agua que llena las cavidades y los poros de una roca, por los común, empieza a congelarse en su parte superior, por el contacto con el aire frío. El resultado es que, con el tiempo, el agua de la parte inferior está confinada por un tapón de hielo. Entonces, a medida que avanza la congelación el agua confinada se expande, ejerciendo presión hacia fuera. Los fragmentos de roca intemperizada mecánicamente, tienen forma angular, y su tamaño depende en gran parte de la naturaleza de la roca de que proceden.

Un segundo tipo de intemperismo mecánico, producido por el agua que se congela, es el que se llama PALPITACION (frost heaving). Esta acción suele producirse en los depósitos de grano fino inconsolidados, antes que en la roca sólida. Si las condiciones son propicias, el agua que cae como lluvia o nieve y que se congela durante los meses de invierno, van acumulando más y más hielo en la zona de congelación a medida que aumenta la cantidad de agua procedente de la atmósfera y avanza del suelo no congelado hacia abajo, en forma parecida a un secante que chupa la humedad. Con el tiempo se forman masas de hielos lenticulares, y el suelo que está sobre ellas “palpita” o se mueve hacia arriba. Esto se observa en los caminos de construcción pobre; también en los prados y jardines que se notan suaves y esponjosos en la primavera, como consecuencia de la palpitación del suelo durante el invierno.

Para que actúe cualquier tipo de acción del hielo, deben existir ciertas condiciones:

1. Debe hacer un abastecimiento de humedad adecuado.QA
2. La humedad debe ser capaz de penetrar la roca o suelo.
3. La temperatura debe variar por encima y por debajo de la línea de congelDomos de exfoliación: en muchas rocas macizas existen fracturas o planos de separación llamadas JUNTAS. Estas juntas forman curvas amplias más o menos paralelas a la superficie de la roca. Bajo ciertas condiciones, una tras otra de estas hojas curvas, separadas por las juntas, se descascaran o separan de la masa de roca. Finalmente, se desarrolla un CERRO o una colina de roca, con superficie curva, de tipo dómico. Se supone que a medida que la erosión descubre la superficie se reduce la presión, hacia abajo sobre la roca subyacente. En consecuencia, la roca maciza se expande a medida que las presiones confinantes se reducen, y este ligero grado de expansión puede bastar para la iniciación del proceso de exfoliación. Ejemplos de exfoliación en menor escala los tenemos en los peñascos intemperizados esferoidalmente.

Estos peñascos han sido redondeados por el desprendimiento de una serie de costras de rocas concéntricas. Aquí las costras se desarrollan como resultado de las presiones establecidas dentro de la roca por el intemperismo químico, más que por la disminución de presión superior, favorecida por la erosión. Puesto que la mayor parte del intemperismo químico, se desarrolla en las partes de las rocas más expuestas al aire y a la humedad, es allí donde se encuentra la mayor expansión y en consecuencia, el mayor numero de costras. Los peñascos intemperizados esferoidalmente son producidos algunas veces por el desmoronamiento de capas o costras concéntricas.

Otro tipo de intemperismo mecánico, se da en las plantas que desempeñan también un papel importante. Las raíces de los árboles y arbustos que crecen en las grietas de la roca ejercen, a veces, presión suficiente para desalojar fragmentos de roca que han quedado sueltos previamente, como también las raíces de los árboles levantan y agrietan el pavimento de las banquetas.

Sin embargo, es más importante el mezclado mecánico del suelo, producido por las hormigas, gusanos y roedores. Esta clase de actividad constante hace a las partículas más susceptibles al intemperismo químico y ayudan a la ruptura mecánica de aquellas. Finalmente, los agentes físicos tales como el agua que corre en la superficie del hielo de glaciar, el viento y las olas del océano pueden contribuir a reducir el material rocoso a fragmentos cada vez más pequeños.

Intemperismo químico

Llamado algunas veces descomposición, es un proceso más complejo que el intemperismo mecánico.
El intemperismo químico, en realidad, transforma el material original en algo más diferente. Por ejemplo, la meteorización química denota cambios en las propiedades químicas de los minerales primitivos que integran la roca, transformándolos en nuevos minerales que sean más estables en las temperaturas y presiones relativamente bajas existentes en la superficie terrestre. El tamaño de las partículas de rocas es un factor extremadamente importante en el intemperismo químico, dado que las sustancias pueden reaccionar químicamente sólo cuando se ponen en contacto unos con otros. Cuanto más grande es la superficie de una partícula, más vulnerable resulta el ataque químico.

El clima también desempaña un papel en el intemperismo químico. La humedad, particularmente cuando va acompañada de calor, acelera la velocidad de intemperismo químico; inversamente, la sequedad lo retarda. Finalmente, las plantas y los animales contribuyen directamente o indirectamente al intemperismo químico, puesto que sus procesos vitales producen oxígeno, dióxido de carbono y ciertos ácidos que entran en reacciones químicas con los materiales de la tierra.

En cualquier suelo rico en materia vegetal en descomposición se originan soluciones formadas por una gran variedad de ácidos orgánicos, que reaccionan con las superficies minerales y originan en ellas meteorización química. Las sales que resultan como producto de tales reacciones es transportado a través del suelo y depositadas en la zona de saturación y finalmente llegan a los ríos. Estos procesos son de una enorme importancia en el desarrollo de vertientes, ya que preparan al substrato rocoso para la formación del suelo el que será erosionado por los agentes del modelo terrestre. Sin los procesos de meteorización no habría podido desarrollarse la vegetación tal como la observamos actualmente, ni las grandes masas continentales habrían podido ser erosionadas tan fácilmente por los agentes de la denudación.

Exfoliación: Es un proceso de intemperismo mecánico, en donde se separan de una roca grande placas curvas a manera de costras. Este proceso origina dos rasgos bastante comunes en el paisaje: unas colinas grandes abovedadas, llamadas domos de exfoliuación y peñascos redondeados llamados comúnmente, peñascos o cantos, intemperizados esferoidalmente.

Erosión: etapas y agentes
Es la acción de desgaste, acarreo o transporte y depositación de material intemperizado. El Intemperismo y la erosión son agentes externos que actúan juntos y modifican el relieve terrestre. La erosión, gracias a la fuerza de gravedad, afecta a todos los continentes y tienden a convertirlos en regiones planas; sin embargo, las fuerzas internas vuelven a actuar rejuveneciendo el aspecto exterior de nuestro planeta.

La erosión terrestre es el resultado de la acción combinada de varios factores, como la temperatura, los gases, el agua, el viento, la gravedad y la vida vegetal y animal. En algunas regiones predomina alguno de estos factores, como el viento en las zonas áridas.

También, y mucho más en los últimos tiempos, se produce una erosión acelerada como el resultado de la acción humana, cuyos efectos se perciben en un periodo de tiempo mucho menor. Sin la intervención humana, estas pérdidas de suelo debidas a la erosión se verían compensadas por la formación de nuevos suelos en la mayor parte de la Tierra.

Los principales tipos de Erosión son:
A. Pluvial
B. Fluvial
C. Kárstica
D. Marina
E. Glacial
F. Eólica
G. Biótica
Erosión Pluvial: Es la acción de las precipitaciones sobre el Relieve Terrestre, Las aguas, al caer, con su peso y su volumen; van a desgastar el terreno en mayor o menor grado según su naturaleza, hasta llegar a formar grandes barrancas o acantilados en superficies arcillosas.

Erosión Fluvial: Es la acción de desgaste ocasionado por las aguas de torrentes, aguas salvajes, y ríos. Las aguas de torrente se forman después de las fuertes lluvias, cuando las aguas impetuosas escurren en un cauce irregular; su acción es destructiva, al igual que la de las aguas salvajes, son el resultado de los deshielos, o bien de las intensas lluvias, y dan lugar a escurrimientos violentos sin cause definido y a destrucción de todo lo que encuentra en su paso, los ríos se caracterizan por erosionar verticalmente el terreno; prueba de ello lo constituye los valles fluviales y los cañones.

Erosión Kárstica: Las aguas subterráneas se forman por el agua de los ríos, de las lluvias o de los hielos que se filtra através del suelo permeable hasta formar un manto acuiferoConstituyen un eficaz agente erosivo porque contienen una gran cantidad de ácido carbónico, el cuál se disuelve en la roca caliza y forma carbonato de calcio al filtrarse a través de fisuras o grietas subterráneas a las que agrandan mediante procesos fisicoquimicos hasta llegar a transformarlas en grutas o cavernas.

Erosión Marina: Se denomina erosión marina a la acción de las aguas del mar en los litorales por las olas, las mareas, y las corrientes marinas. Las costas son desgastadas por los siguientes procesos.

Erosión Glacial: Es la acción de los hielos sobre la superficie terrestre. Los glaciares sograndes masas de hielo que cubren tanto los polos como la cima y las laderas de las más altas montañas; en virtud en la ley de la gravedad y de los efectos licuefacción por el calor solar, así como el cambio de estación, los hielos descienden lentamente, según las características del terreno.

Erosión Eólica: La acción geológica del viento sobre la superficie terrestre se llama eroción eólica. El viento es un elemento del clima muy importante y un agente externo modificador del relieve terrestre. La acción destructora del viento sobre las rocas es muy rápida y llega a grandes profundidades principalmente en las rocas calizas poco compactas; el gas carbónico contenido en el aire tiene la propiedad de descomponer varias rocas cristalinas.

Erosión Biótica: Las plantas, los animales y el hombre son agentes activos en la transformación del relieve terrestre. Los vegetales por medio de sus raíces degradan el suelo y las rocas. Los animales van cambiando lentamente la textura y composición química del suelo (con sus deyecciones). Los animales que viven en el mar originan los arrecifes, colaríferos. El Hombre es el agente Biótico más destructivo del relieve terrestre pues lo que los procesos geológicos han construidos durante miles de millones de años, el Hombre lo destruye o lo transforma en breve tiempo en aras de su "progreso" .por ejemp, la bomba atómica que destruye los paisajes geográficos y la explotacióin de los recursos naturales, como el petroleo y los minerales.

Rocas y minerales
Rocas de la corteza terrestre
Las rocas son agregados de diversos minerales, auque, en ocasiones, pueden estar formadas por un único mineral. Las rocas se pueden formar de muy diversas maneras y a distintas profundidades. Una vez formadas, afloran. Se las encuentra por toda la superficie terrestre.

Para estudiarlas, dividimos las rocas en tres grandes grupos, según como se han formado: ígneas, formadas por la solidificación del magma; metamórficas, formadas por transformación de otros tipos y sedimentarias, originadas a partir de los materiales de la erosión acumulados en una zona concreta.

Clasificación por su origen

Rocas ígneas.

Las rocas ígneas se forman cuando la roca derretida se enfría y se solidifica. A la roca derretida se le llama magma, cuando está por debajo de la superficie de la Tierra; y se le llama lava, cuando está sobre la superficie.

Magma.

Si pudieras viajar hasta el centro de la Tierra, te darías cuenta de que se va haciendo más y más caliente a medida que te adentras. El calor se produce de manera natural, mediante la descomposición de elementos radioactivos. En el manto de la Tierra está lo suficientemente caliente como para derretir la mayoría de las rocas. A la roca derretida se le llama magma. El magma está tan caliente que brilla en color blanco, tanto que, ¡necesitarías anteojos oscuros para poder verla!. Si fluye hacia un área subterránea que es menos caliente, se enfría y se hace amarillo, luego cambia a intensidades diversas de rojos. A medida que se enfría lentamente, los minerales se cristalizan para formar las rocas ígneas intrusivas, como el granito.

Si el magma encuentra una grieta en la Tierra y asciende hasta la superficie, se le llama lava, la cual se enfría para formar a las rocas ígneas extrusivas, como el basalto.

Las rocas ígneas se dividen en dos grupos, dependiendo del lugar en dónde se forma la roca.

Rocas Ígneas Intrusivas.
Las rocas ígneas que se forman por debajo de la superficie de la Tierra se llaman, rocas ígneas intrusivas, (o plutónicas). Estas rocas se forman cuando el magma penetra un bolsillo o recámara subterránea que se encuentra relativamente fría y que las solidifica en forma de cristales debido a que se enfría muy lentamente, y genera rocas que contienen grandes cristales.

A muchos kilómetros de profundidad de la superficie, la roca derretida llamada magma fluye a través de grietas o recámaras subterráneas. A medida que se enfría, los elementos se combinan para formar minerales de silicato comunes, los cuales son el sustento de las rocas ígneas. Estos minerales puede alcanzar gran tamaño, si el espacio lo permite.

Las rocas que se forman de esta manera se llaman rocas ígneas intrusivas o plutónicas. Los cristales minerales son lo suficientemente grandes para ser vistos sin necesidad de un microscopio. Existen diferentes tipos de rocas ígneas intrusivas, pero el granito es el tipo más común.

Rocas Ígneas Extrusivas.
Las rocas ígneas que se forman sobre la superficie de la Tierra se llaman rocas ígneas extrusivas. A estas rocas también se les conoce como rocas volcánicas, ya que se forman de la lava que se enfría en o sobre el nivel de la superficie de la Tierra. Las rocas ígneas extrusivas, o volcánicas, se forman cuando el magma fluye hacia la superficie de la Tierra y hace erupción o fluye sobre la superficie de la Tierra en forma de lava; y luego se enfría y forma las rocas. La lava que hace erupción hacia la superficie de la Tierra puede provenir de diferentes niveles del manto superior de la Tierra, entre 50 a 150 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra.

Cuando la lava hace erupción sobre la superficie de la Tierra, se enfría rápidamente. Si la lava se enfría en menos de un día o dos, los elementos que unen a los minerales no disponen de mucho tiempo. En su lugar, los elementos son congelados dentro del cristal volcánico. Con frecuencia, la lava se enfría después de unos cuantos días o semanas, y los minerales disponen de suficiente tiempo para formarse, pero no de tiempo para crecer y convertirse en grandes pedazos de cristal.
Las rocas basalto son el tipo más común de rocas ígneas extrusivas y el tipo de roca más común sobre la superficie de la Tierra.

Rocas Metamórficas.
¿ Alguna vez has escuchado acerca de la metamorfosis de las orugas en mariposas? Pues bien, ¡las rocas sufren metamorfosis también! No le crecen alas como a las mariposas;¡pero si cambian! Las rocas sufren metamorfosis cuando se encuentran en un lugar muy caliente y bajo altas presiones. Este tipo de condiciones se encuentran en donde se unen las placas tectónicas de la Tierra. Allí, las placas que chocan trituran las rocas, y las piscinas de magma las calientan a grandes profundidades.

Algunas rocas sólo cambian un poco, mientras que otras cambian bastante. Cuando una roca sufre metamorficos los grados metamórficos describen cuanto.

Algunas veces las rocas se han metamorfeado ligeramente. Otras veces, las rocas son alteradas intensamente. El grado como cambian las rocas debido al metamorfismo depende de cuánto calor y presión reciben, y por cuánto tiempo están sujetas a estas condiciones. La cantidad de metamorfismo se llama grado metamórfico. Millones de años después de que un mineral ha estado sujeto al metamorfismo, los geólogos pueden indicar a cuánto calor y presión estuvieron sujetos. Esto se debe a que diferentes minerales se formarán durante diferentes cantidades de metamorfismo. Los minerales que enumeramos a continuación son claves para determinar los grados metamórficos.

Cualquier roca puede sufrir metamorfosis. Las rocas pueden ser alteradas en pequeñas áreas de metamorfismo por contacto, o en grandes áreas como el metamorfismo regional.

Metamorfismo por Contacto
Generalmente, las rocas que entran en contacto con el magma caliente, o con lava, se convierten en rocas metamórficas. A esto se le conoce como metamorfismo por contacto. El metamorfismo por contacto puede ocurrir a grandes profundidades, o en la superficie de la Tierra. Debajo de la Tierra, el magma caliente ocupa grandes áreas de la corteza llamadas batolitos. El magma caliente altera a las rocas adyacentes. La cantidad de rocas alteradas depende de cuánta magma hay produciendo calor. La zona de la roca alterada alrededor del batolito se llama aureola, y puede cubrir más de 100 kilómetros cuadrados de suelo. En la superficie de la tierra, la lava en erupción también puede alterar a la roca sobre la cual cae.

Metamorfismo Regional
Algunas veces las rocas sufren metamorfismo en áreas que tienen el tamaño de muchos estados y hasta países. A esto se le llama metamorfismo regional.
¿Cómo puede pasar esto? ¿Qué fuerza tiene el poder de cambiar todas esas rocas? lea los tres ejemplos que le damos a continuación, y aprenderás qué es lo suficientemente poderoso como para aplastar a todas esas rocas hasta convertirlas en cristal.

Roca Sedimentaria
¿Alguna vez has ido a la playa y hundido los dedos de tus pies en la arena? ¡En unos cientos de años esa arena se convertirá en parte de una roca sedimentaria!
Las rocas sedimentarias representan más de tres cuartos de las rocas que se encuentran en la superficie de la Tierra. Se forman en la superficie de medio ambientes tales como, las playas, los ríos, y océanos, y en cualquier parte en donde se acumulen la arena, el barro y cualquier otro tipo de sedimento. Las rocas sedimentarias preservan un registro registro de los medio ambientes que existieron cuando se formaron. Al observar a las rocas sedimentarias de diferentes edades, los científicos pueden determinar de qué manera han cambiado nuestro clima y medio ambientes a lo largo de la historia de la Tierra. Los fósiles de seres que vivieron en el pasado quedan también preservados en las rocas sedimentarias.

Muchas rocas sedimentarias están hechas de pequeños pedazos de otras rocas. A estas se les conocen como rocas sedimentarias clásticas. A los pedazos de piedras rotas se les llama sedimento. El sedimento es la arena que encuentras en la playa, el barro en el fondo de un lago, las piedras de un río, y hasta el polvo sobre tus muebles. Con el paso del tiempo, el sedimento podría formar una roca, si estos pedazos se cementan entre sí.
Existen otros tipos de rocas sedimentarias, cuyas partículas no provienen de fragmentos de rocas. Las rocas sedimentarias químicas están hechas de cristales minerales tales como la halita y el yeso, que se forman a través de procesos químicos. Las partículas de sedimento de las rocas sedimentarias orgánicas son los restos de seres vivos como las conchas de almejas, esqueletos de plancton, huesos de dinosaurios y plantas.

Rocas sedimentarias Clásticas
Las rocas sedimentarias clásticas están hechas de fragmentos de otras rocas llamadas sedimentos. Cristales minerales llamados cemento, mantienen juntos a los sedimentos.

Hay muchos tipos diferentes de rocas sedimentarias clásticas.

Rocas Sedimentarias Químicas
Diferente a la mayoría de las rocas sedimentarias, las rocas químicas no están hechas de pedazos de sedimentos. Por el contrario, tienen cristales minerales hechos de elementos que están disueltos en el agua. El agua de los océanos, lagos, y subterránea, generalmente está repleta de elementos disueltos. Todo tipo de cosas pueden disolverse en el agua. Si se sumerge una cucharada de sal dentro de agua, eventualmente la sal se disolverá dentro del agua. El agua salada sabe salada, fundamentalmente, porque contiene sales como la halita.Algunas veces, el agua está muy llena de elementos, y no todos pueden contenerse en ella. Algunos no pueden mantenerse disueltos y forman cristales minerales sólidos.

Generalmente, esto ocurre cuando un poco de esa agua se ha evaporado y ha dejado menos lugar para que se disuelvan otros elementos. Si se evaporara suficiente agua, no todos los elementos cabrían, y algunos formarían cristales minerales como la halita, el yeso, y la calcita. En la fotografía a la izquierda, los minerales, se están formando de las aguas pocos profundos que han inundado el fondo del Valle Muerto de California. El Valle es tan caliente y seco, que el agua se evapora muy rápidamente, dejando tras suyo los minerales que estaban disueltos en ella.

Rocas Sedimentarias Orgánicas

¡ El sedimento es una roca sedimentaria orgánica hecha de fósiles!
Las partes sólidas de los animales, como los huesos y las conchas, se pueden cementar entre sí a lo largo del tiempo, hasta formar una roca. Generalmente los huesos y las conchas están hechos de calcita, u otros minerales similares, mientras que las rocas orgánicas que resulta de ellas se llama caliza. Algunos tipos de micro-organismos que viven en el océano o lagos poseen diminutos esqueletos hechos de sílica. A la roca orgánica resultante de estos esqueletos se le llama chert. Los restos de las plantas compactadas durante millones de años, en las profundidades, crean una roca sedimentaria orgánica llamada carbón. El carbón no parece estar hecho de sedimento. De hecho, es difícil ver plantas fósiles en él porque éstas se compactan en gran medida durante el tiempo, los minerales más estables ya no están, y todo lo que queda es el carbón.

Formación del suelo

El suelo procede de la interacción entre la atmósfera, y biosfera. El suelo se forma a parir de la descomposición de la roca madre, por factores climáticos y la acción de los seres vivos. Esto implica que el suelo tiene una parte mineral y otra biológica, lo que le permite ser el sustento de multitud de especies vegetales y animales.

La descomposición de la roca madre puede deberse a factores físicos y mecánicos, o por alteración, o descomposición química. En este proceso se forman unos elementos muy pequeños que conforman el suelo, los coloides y los iones. Dependiendo del porcentaje de coloides e iones, y de su origen, el suelo tendrá unas determinadas características.

La materia orgánica procede, fundamentalmente, de la vegetación que coloniza la roca madre. La descomposición de estos aportes forma el humus bruto. A estos restos orgánicos vegetales se añaden los procedentes de la descomposición de los aportes de la fauna, aunque en el porcentaje total de estos son de menor importancia

La descomposición de la materia orgánica aporta al suelo diferentes minerales y gases: amoniaco, nitratos, fosfatos,  Estos son elementos esenciales para el metabolismo de los seres vivos y conforman la reserva trófica del suelo para las plantas, además de garantizar su estabilidad.

Tipos de suelos
Gracias a la erosión y a la actividad de los seres vivos, la porción externa de la corteza rocosa terrestre, su superficie, se convierte en aquello que conocemos como "suelos". Sin el suelo sería imposible la existencia se plantas superiores y, sin ellas, ni nosotros ni el resto de los animales podríamos vivir. A pesar de que forma una capa muy delgada, es esencial para la vida en tierra firme. Cada región del planeta tiene unos suelos que la caracterizan, según el tipo de roca de la que se ha formado y los agentes que lo han modificado.

Clasificación de los suelos
El suelo se clasificar según su textura: fina o gruesa, y por su estructura: floculada, agregada o dispersa, lo que define su porosidad que permite una mayor o menor circulación del agua, y por lo tanto la existencia de especies vegetales que necesitan concentraciones más o menos elevadas de agua o de gases.

El suelo también se puede clasificar por sus características químicas, por su poder de absorción de coloides y por su grado de acidez (pH), que permite la existencia de una vegetación más o menos necesitada de ciertos compuestos.

Los suelos no evolucionados son suelos brutos, muy próximos a la roca madre y apenas tienen aporte de materia orgánica. Son resultado de fenómenos erosivos o de la acumulación reciente de aportes aluviales. De este tipo son los suelos polares y los desiertos, tanto de roca como de arena, así como las playas.

Los suelos poco evolucionados dependen en gran medida de la naturaleza de la roca madre. Existen tres tipos básicos: ránker, rendzina y los suelos de estepa. Los suelos ránker son más o menos ácidos, como los suelos de tundra y los alpinos. Los suelos rendzina se forman sobre una roca madre carbonatada, como la caliza, suelen ser fruto de la erosión y son suelos básicos. Los suelos de estepa se desarrollan en climas continentales y mediterráneo subárido. El aporte de materia orgánica es muy alto. Según sea la aridez del clima pueden ser desde castaños hasta rojos.

En los suelos evolucionados encontramos todo tipo de humus, y cierta independencia de la roca madre. Hay una gran variadad y entre ellos se incluyen los suelos de bosques templados, los de regiones con gran abundancia de precipitaciones, los de climas templados y el suelo rojo mediterráneo. En general, si el clima es propicio y el lugar accesible, la mayoria de estos suelos están hoy ocupados por explotaciones agrícolas.

El Perfil del Suelo
Los suelos no son uniformes en el sentido vertical o en la profundidad, presentando variaciones en capas de diferente composición y color.

· Horizonte O: De color negro y con materiales orgánicos en diferentes etapas de descomposición. Es la parte más fértil del suelo.

· Horizonte A: De color pardo o marrón, con materias orgánicas e inorgánicas (arena, arcilla, limo, cascajo).

· Horizonte B: De diferentes colores según la composición (castaño, amarillo, blanco, rojo). Predominan las materias inorgánicas (arena, arcilla, piedras, compuestos minerales, etc).

· Horizonte C: Es la roca madre, que puede estar muy superficial o a gran profundidad.

En un perfil del suelo no siempre están presentes todos los horizontes. Esto se debe a dos causas principales:

· Por la erosión, o sea, el desgaste causado por el agua o el viento, uno o varios horizontes han sido eliminados. Por estos procesos pueden desaparecer el horizonte O (materia orgánica); los horizontes O y A, y, en casos graves, los horizontes O, A y B.

· Por falta de culminación de los procesos de formación del suelo pueden faltar uno o varios horizontes. Esto es frecuente en las zonas desérticas, donde por la aridez no se han desarrollado las plantas y no se han formado los horizontes 0 y A.

Formas de relieve.

El relieve está conformado por las irregularidades que presenta la corteza terrestre. Existen dos tipos: el relieve continental y el relieve submarino (el cual se explicará en el siguiente tema sobre la hidrosfera). Las principales formas de relieve continental son:

Montañas. Se clasifican en: colinas (elevaciones de poca altura que con frecuencia se encuentran en grupos), montañas medias (elevaciones de hasta 1,500 m y que a veces constituyen bloques montañosos de poca altura llamados macizos) y altas montañas (tienen más de 1,500 m y se agrupan en cordilleras y sierras).

Las montañas se clasifican en los siguientes tipos, de acuerdo con su origen:

1. Montañas plegadas. Tienen su origen en los plegamientos que sufre la corteza terrestre por efecto de las fuerzas tectónicas (fuerzas orogénicas). Ejemplos: los Alpes en Europa, los Andes en América y la Sierra Madre Oriental y Occidental en México.

2. Montañas de falla. También se originan por movimientos orogénicos, esto es, cuando las fuerzas internas obligan a una masa rocosa a separarse de otra. Son diferentes de las montañas de pliegues porque tienen escarpes rocosos: en un lado de la fractura se eleva un bloque de terreno que forma un pilar o horst, mientras que el otro se hunde para formar una fosa tectónica. Un ejemplo en México es la cuenca del lago de Pátzcuaro en Michoacán.

3. Montañas volcánicas. Se forman cuando la erupción arroja suficiente material ígneo para formar una montaña muy alta, como el Pico de Orizaba, el Popocatépetl, el
Iztaccíhuatl, el Nevado de Toluca y otros más en México.
4. Montañas domo. Son montañas más bien redondas en la parte superior y planas en la inferior, producidas por depósitos de materiales ígneos localizados bajo la superficie de la Tierra que produjeron levantamientos.

5. Mesetas. Son regiones planas y altas del relieve terrestre que se encuentran a una altitud mayor a los 500 m.s.n.m. Por esta razón se les llama también altiplanicies. Un ejemplo en nuestro país es el altiplano central que recorre el centro de México.

6. Llanuras. Son extensiones de tierras planas que se ubican a bajas altitudes, menores de 500 m.s.n.m. Las llanuras se clasifican por su origen en: aluviales (formadas por los depósitos de los ríos), de sedimentación marina (éstas fueron fondos de antiguos mares que se elevaron y están cubiertos por sedimentos) y penillanuras (éstas fueron montañas alguna vez, pero se erosionaron a tal grado que se nivelaron y formaron una llanura).

7.Depresiones. Son hundimientos de la corteza terrestre y se dividen en: absolutas (las que se encuentran por debajo del nivel del mar) y relativas (regiones situadas por encima del nivel del mar, pero a baja altitud). Ejemplos de depresiones relativas son: el Mar Muerto (394 m.b.n.m.), el Mar Caspio (26 m.b.n.m.) y la depresión del Balsas en México (300 a 500 m.s.n.m.)